“No deseo que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas.”

Mary Shelley

Escritora

Autora: Mary Shelley
Año de publicación: 1818
Género: Ciencia ficción
Este libro es una joya literaria de tantas formas que no sé bien por donde empezar.
Fue escrito por Mary Shelley, hija del filósofo político William Godwin y la filósofa feminista Mary Wollstonecraft, quien escribió, “Una reivindicación de los Derechos de la Mujer”. Sin duda esto la hizo crecer con una mentalidad diferente al resto de muchachas de su edad.
Una noche de tormenta estaba Mary Shelley, junto a su esposo (también escritor) Percy Shelley y dos amigos de este, Lord Byron y John William Polidori, y para pasar el tiempo Lord Byron les propuso a cada uno escribir una historia de terror. Mary Shelley decidió escribir una historia sobre una terrorífica pesadilla que había tenido, así fue como, con solo 19 años, esta increíble mujer le dio vida a Frankenstein o el eterno prometeo.
En esa época era muy extraño que las mujeres escribieran, sobre todo una temática como esta, por lo que los editores le dieron el crédito de su obra a su esposo, Percy Shelley.
Mary Shelley se mantuvo firme, sosteniendo que la obra había sido escrita por ella, y el tiempo le dio la razón, ya que todos conocemos esta fascinante obra como suya y además como la primera novela de ciencia ficción de la historia.
¿Has leído este libro? Si tu respuesta es sí, seguramente concuerdas conmigo en que es una obra maestra, o por lo menos en que es un libro adictivo e interesante. Si tu respuesta es no, déjame decirte que tal vez tienes ideas muy equivocadas de cómo es realmente la historia y te sugiero leerlo sí o sí.
Frankenstein o el eterno prometeo nos cuenta la historia de Víctor Frankenstein, un científico que con la intensión de aumentar sus conocimientos se va a estudiar fuera del país. En este nuevo lugar se rodea de profesores que ganan su admiración, pero comienza a obsesionarse con un conocimiento algo oscuro. Esta obsesión lo lleva a pasar horas y horas haciendo experimentos con animales, incluso torturándolos para conocer con más profundidad el funcionamiento de toda su biología. Su apariencia comenzaba a preocupar a sus cercanos, sabía que estaba cerca de conseguir un conocimiento que nadie había logrado tener hasta ese entonces y era darle vida a algo que no la tenía.
Mezcló diferentes partes, creando un gigantesco monstruo, aterrador por el descuidado modo en el que unió las partes, y poniendo en práctica su teoría logró darle vida. En ese mismo instante, Frankenstein se arrepintió de lo que había hecho. Creó una criatura horrenda, jugó a ser Dios y nunca pensó en las consecuencias. Escapó del lugar sin siquiera intentar entablar una conversación, sin siquiera darle un nombre a su creación (así es, el monstruo jamás se llamó Frankenstein).
Solo adelantaré esto para no caer en spoilers, pero desde aquí ambos personajes se adentran en la miseria más profunda, un mar de desgracias y malos momentos que te harán sentir lástima.
Este libro me hizo sentir una profunda angustia, y aún así me llevó a reafirmar que los verdaderos monstruos en este mundo somos los humanos, creyéndonos Dios y no haciéndonos cargo de nuestros actos en cadena que generan dolor y muerte a otros seres que nos rodean, viviendo a través de nuestro ego y sin pensar en las consecuencias.
¿Este pensamiento nos llevará a nuestro fin? Si es así, espero que nos vayamos pronto y sin arrastrar a tantas especies con nosotros.
¿Qué opinas de este libro? Cuéntame tu experiencia y cómo cambió tu percepción después de leerlo. Yo esperaba algo totalmente diferente, pero me sorprendió gratamente.