“Cuando un crimen se perpetra de manera inteligente, pasa a ser como una especie de truco de magia”

Rampo Edogawa

Autor: Rampo Edogawa
Año de publicación: 1929 y 1930
Género: Misterio / Terror


Si tuviera que describir a Rampo Edogawa con una palabra, esta sería perturbador. Es capaz de activar la imaginación del lector durante su relato y llegar a asquear con los terribles detalles. Su forma de escribir es, a mi gusto, maravillosa, porque logra perturbarte con los detalles, pero a la vez volverte adicto e intrigado, son de esos libros que no puedes soltar hasta que los acabas.

 

Los crímenes del jorobado nos cuenta la historia de Minoura, un joven con una vida desdichada y sin sentido, pero que mejora cuando conoce a su amada Hatsuyo, quien le hace recobrar las ganas de vivir intensamente. Lamentablemente, este amor no dura mucho, ya que pocas noches después de que Hatsuyo viera a un extraño jorobado rondando su casa, su madre la encuentra muerta, con un cuchillo en el pecho, dentro de su casa. Minoura no es capaz de aceptar su muerte y pide ayuda a un amigo que es aficionado a los misterios y quien le ayudará a investigar la muerte de su amada, pero sin saber que esta investigación solo los involucraría en un terrible lío, mezclándose con gente realmente peligrosa y haciendo a Minoura testigo de horribles asesinatos en serie. La mente tras todos estos homicidios es sádica, retorcida y no tiene remordimientos, es capaz de todo para lograr sus objetivos.

 

Este libro fue desconocido por occidente hasta hace pocos años, que la editorial Quaterni lo tradujo y publicó en su colección “grandes obras de la literatura japonesa”. ¿Qué temas toca esta obra para ser llevada al olvido por tanto tiempo? Tráfico de personas, compra de niños, asesinatos, violaciones, tortura y muchas otras cosas horribles, que tal vez el lector no se podrá imaginar hasta incursionar en la impresionante narración de este gran escritor.

 

¿Es capaz Minoura de superarle y resolver el caso de su amada? Tendrás que leer el libro para descubrirlo.

 

¿Qué he aprendido con los libros de Rampo Edogawa? Principalmente que el mundo es un lugar más tenebroso de lo que imaginaba.